Omitir navegación.
Inicio

novelas

warning: Creating default object from empty value in /home/jorge/public_html/modules/taxonomy/taxonomy.pages.inc on line 33.

LIBERTAD PARA VIVIRLA CONTIGO

LIBERTAD PARA VIVIRLA CONTIGO 

UN REBELDE CON CAUSA

                               JUBERT

EL CUIDADOR DE UNA ANCIANA

EL CUIDADOR DE UNA ANCIANA

 

EN BUSCA DEL SUEÑO EUROPEO

EN BUSCA DEL SUEÑO EUROPEO

                            LOS INMIGRANTES

El avión proveniente de Lima deslizó su tren de aterrizarse sobre una de las pistas del aeropuerto de Barajas. Habíamos llegado a Madrid, punto inicial de nuestro destino, con poco dinero y minúsculo equipaje aunque con el obcecado sueño de alcanzar un futuro mejor Veníamos precisamente al país donde nacieron aquellos virreyes y militares imperiales que durante más de trescientos años gobernaron y mantuvieron en coloniaje a nuestro pueblo. Eran hechos que la propia historia ponía en tela de juicio. Pero nosotros no llegábamos con afán de venganza, no éramos guerreros medievales sino simples y pacíficos jóvenes de la era moderna dispuestos a competir con la gente de esta tierra dispuestos a luchar por alcanzar una vida próspera y digna a base de trabajo y mejora de nuestras perspectivas económicas.

DESALOJO EN EL CALLEJÓN

               DESALOJO EN EL CALLEJÓN

AVENTURA DE AMOR DE UN CANILLITA

AVENTURA DE AMOR DE UN CANILLITA

CONSUELO PARA UN CONDENADO

CONSUELO PARA UN CONDENADO

 

LA PEQUEÑA COMERCIANTE

                                               PITUFA

Por algún punto del impresionante mare mágnum de gente, vehículos y quioscos que inundaban las calles anexas al Mercado Mayorista de Lima, emergió la recortada figura de una niña de diez años. Llevaba en la espalda un enorme saco de verduras, cuyo peso le hacía caminar con dificultad. De cuando en cuando, la pequeña estibadora detenía su andar un instante para enderezar su tierno espinazo y pedir permiso a quienes obstaculizaban su avance por aquella larga vereda limeña. Luego retomaba su marcha, con el rostro entero bañado en sudor y desplegando un gran esfuerzo físico.

LA OFRENDA DE LOS ENAMORADOS

            LA OFRENDA DE LOS ENAMORADOS

El señor oyó mis súplicas y el milagro esperado se produjo  justo el día de San Valentín. Yo estaba parado junto al mostrador de la jugüería, sorbiendo un surtido de frutas, mientras pensaba en lo feliz que sería mi vida junto a la misma que de pronto se acercó a mí para decirme que le gustaría que saliéramos como amigos.

POSADA Y AMOR PARA UN SOÑADOR

               POSADA Y AMOR PARA UN SOÑADOR

Distribuir contenido