Omitir navegación.
Inicio

RELATOS CORTOS

 

AL FONDO A LA DERECHA VERÁS LO QUE ENCUENTRAS

 

Al fondo a la derecha. Lo que descubras  por allí depende del  lugar donde te encuentres.

En mi casa, por ejemplo, nada especial, mi cuarto lleno de libros, con un viejo portátil y mi pequeño Smartphone que no deja de vibrar con los mensajitos por wasap.

En mi centro de trabajo, destaca la oficina del jefe cascarrabias con vista a  los lavabos y el cuartito de trastos y utensilios de limpieza.

En la Sala del  Congreso, nada nuevo, están los conservadores y en el lado opuesto los que dicen ser revolucionarios. Aunque después de discutir se dan la mano y toman café juntos y sonrientes.

¡Al fondo a la derecha hay sitio!  ¡Avancen!  Dicen en mi Pueblo los cobradores de microbuses empujando a la gente que viaja como sardinas enlatadas.

¡Al fondo mano derecha! ¡Por allá! dicen mis paisanos cuando quieren despistar a los cobradores de deudas  que van de traje y corbata.

Al fondo a la derecha, si vas por el zoológico te puedes topar con un león gruñón, un mono pelando banana o un loro repitiendo palabras captadas de turistas.

Al fondo a la derecha, si vas por el Mercado, entre un remolino de gente y quioscos podrías hallar la salida, si antes no desfalleces en el intento de salir de esa ratonera.

Por fin, al fondo a la derecha, entrando por la puerta de Calabria 66 está la Sala de Juntas y viniendo por el pasillo hacia la izquierda este magnífico Espacio donde anida la fecunda inspiración de los que participan en esta Jam literaria.