Omitir navegación.
Inicio

MASACRE DE HUAYLLACANCHA Y MANUEL SCORZA

MASACRE DE HUAYLLACANCHA Y MANUEL SCORZA (Homenaje a los mártires de Rancas)

Se conmemora un aniversario más de la masacre de Huayllacancha ocurrida en Rancas (Perú), el 2 de mayo de 1960, en la que murieron 3 valientes comuneros que hoy simbolizan el coraje de un pueblo por defender sus tierras: Alfonso Rivera Rojas, presidente de la comunidad que cayó envuelto con la bandera peruana, Teófilo Huamán Travesaño y Silveria Tufino Herrera, la heroína campesina que murió con las manos aferradas a un poste del alambrado. Un acto salvaje, cometido por la guardia civil en la que hubo además decenas de heridos y detenidos, que ocasionó la indignación de miles de pobladores que marcharon en protesta hacia la ciudad de Pasco. La lucha de los comuneros de Rancas fue el preámbulo que devino en un gran movimiento campesino que posteriormente tuvo su colofón en la Reforma Agraria.

Los hechos de esta vil masacre fueron recogidos en la novela Redoble por Rancas, del escritor Manuel Scorza, que con genialidad literaria, valiéndose de imágenes oníricas, acentos líricos y épicos, mezclando realidad, mito y fantasía, la eleva al plano del realismo mágico, género cultivado por escritores como García Márquez y Juan Rulfo entre otros novelistas hispanoamericanos. Lo que a diferencia de Macondo o Comala, pueblos imaginarios creados por estos escritores, Rancas es un pueblo que existe en la realidad. El mismo Scorza estuvo allí y se identificó con los problemas que afrontaban los comuneros, detestó los abusos cometidos contra ellos por la Cerro de Pasco Corporation y resaltó la lucha emprendida por aquellos valientes dispuestos a recuperar sus tierras que les habían sido arrebatadas por la compañía norteamericana.

Manuel Scorza adquirió un compromiso fraterno con los campesinos y aspiraba a que mejorasen sus condiciones de vida, que pudieran trabajar su propia parcela, acceder a una vivienda digna, ser educados y tratados por igual y no como seres discriminados u oprimidos por los grupos de poder. A través de su obra, denuncia la injusticia social, la actitud del gobierno que avala la desigualdad económica y social, al no apoyar al campesino que lo necesita y en cambio conceder títulos y derechos a empresas multinacionales para explotar los recursos naturales del país, como a la Cerro de Pasco Corporation que obtuvo grandes beneficios con la materia prima regalada y la mano de obra barata y a costa de la destrucción de la naturaleza, de la contaminación de las aguas y deterioro del hábitat de los campesinos.

Rancas fue la comunidad que se rebeló contra tanto abuso y en acto de fuerza y valentía retomó las parcelas que legítimamente les pertenecía a los comuneros que luego en defensa de sus tierras se enfrentaron a la policía, con hondas, palos y piedras, pero fueron vencidos por aquella fuerza uniformada superior que sin atender a razones y haciendo cumplir la orden de expulsarlos del lugar, les metió bala propiciando una masacre, que se convirtió en histórica y signo literario en la novela de Manuel Scorza.

Sea esta conmemoración un motivo de reflexión para todos, para aunar esfuerzos y hacer lo posible para que nunca más suceda este tipo de asesinatos masivos de elementos armados contra gente trabajadora del Pueblo que clama por que sus derechos no les sean conculcados, que aspira a vivir en paz, a trabajar su tierra, con pan, libertad, justicia y dignidad. Barcelona 2 de mayo 2021

 

AdjuntoTamaño
homenaje a los martires de Huallaycancha.jpg76.1 KB